jueves, julio 28, 2005

El optimista



Una persona optimista al enfrentar un problema
sabe separar la parte que lo beneficia dejando
de lado aquella que lo perjudica...
Toma de cada experiencia una enseñanza
y se proyecta de una manera mejor...
Espera con confianza la solución
del problema que lo aqueja...
Asume los contratiempos como
grandes pruebas para probar
su resistencia y su entereza...
Sabe que el dolor no es fácil
de superar pero lo intenta una y otra vez...
En el camino puede sentirse perdido
pero siempre buscará una luz
para guiarse y continuar...
Así como hay gente que es un canto a la vida,
hay otros que son un canto a la decepción.
Y a veces contagian su negatividad a su interlocutor,
dejándole una sensación de amargura
.
Sería bueno andar siempre por la vida
tratando de encontrar el lado positivo de las cosas;
ver el vaso medio lleno y no el vaso medio vacío.
Que un día de lluvia no sea considerado
un día desperdiciado, sino agradecerlo
por su posibilidad intrínseca de un día más para vivir.
El optimismo se contagia.
Así como es más fácil sonreír en lugares
donde abundan personas que sonríen,
sería más fácil ser optimistas si estuviéramos
rodeados de gente así.
Pero no esperemos que los demás
siempre nos contagien su optimismo a nosotros.
¿Por qué no comenzamos nosotros?
Aprender a mirar la vida de una manera mejor,
seguramente nos ayudará a ser mejores.
Y si todos los seres humanos pusiéramos
nuestro pequeño granito de arena para mejorar,
sin duda alguna, el mundo sería
un lugar mucho mejor donde vivir...
 
Graciela Heger

5 comentarios:

Patricia dijo...

Muy lindo y necesario!

Patricia dijo...

Hola!
Bienvenido a la "Sociedad Motivadora". Mi nueva pagina:
oxigenoparaelalma.blogspot.com
Si me conectas un link, nos actualizamos mutuamente!
Saludos
Patricia

Jorge Alberto Hidalgo Toledo dijo...

Muchas gracias por la referencia a tu página Patricia. Ya la he puesto como link para estar intercambiando información. Será un gusto seguir en contacto promoviendo el bien.

Mis mejores deseos.

Jorge

Marko del Castillo dijo...

estoy absolutamente de acuerdo contigo graciela. Aun cuando las emociones del ser humano son como la marea que a veces sube y a veces baja segun las circunstancias, es bueno tener la confianza de que los malos momentos pasarán y vendran mejores epocas. A mi el optimismo me llena de esperanza y de paz.

Anónimo dijo...

Looking for information and found it at this great site... here